El otro día conversando con mis compañeras del taller de relato de “La Ventana del Sur”, surgió curiosamente ese momento en donde no se, si por alineación planetaria, dioses mitológicos o lo que sea, estábamos todas pasando por el temido “Bloqueo Escritor”. 

oh-no.jpg

¡Oh no!

Para los que no saben, el bloqueo escritor se denomina a ese momento en tu vida como escritor/a en donde te sientas por horas a mirar el cursor de word parpadear mil veces y en donde con suerte salen unas cuantas palabras.

Ahí estas sentada frente a la libreta, pc, etc. sin ideas, sin sentimientos y por más que miras la libreta en donde hiciste todo el esquema de tu novela nada pretende salir de tu mente (y por un buen rato).

Pues bien, este momento terrorífico y a ratos absurdo VA A PASAR, pero tampoco lo tomes muy a la ligera, si dejas que te acose durante días creo que es el momento de reflexionar al respecto de tu proceso de escritura.

A continuación, daré algunos ejemplos que he vivido en carne propia y cómo he salido de esos bloqueos:

Tienes esa novela que amas con todo tu corazón pero sientes no estás fluyendo

hand-stop-300x300.jpgLlevas años pensando e imaginando la mejor novela del mundo, esa que te dejará a la altura de JK Rowling, y resulta que a pesar de que has avanzado harto sientes que ese maldito capítulo 7 no quiere salir, escribes la versión 7.1, pasando por la 7.2 y terminas en la 7.32 y aún así no te convence.  ¡Alto!, si llegas a ese punto entonces es hora de detener todo.

Primero que todo no te sientas mal por tener que detener tu novela, no se va a deshacer en el espacio ni menos dejará de prevalecer. Simplemente dale un respiro, es como una maquinaria a la que le das mucho uso, en algún momento las piezas se fatigan y necesitan descanso y un cambio. Lo mismo con tu novela, si de alguna u otra forma llegas a ese punto no te sientas culpable por no cumplir con tus metas, es más, reflexiona sobre ese capítulo y medita bien al respecto, puede ser que una idea no está cuajando porque no la elaboraste antes. Tómate tu tiempo, no apures las cosas (porque las cosas apuradas salen siempre mal).

En mi caso en particular cuando esto ocurre decido cerrar el capítulo y empezar a crear cosas alternativas (y quizás muy cutres), que me ayudan a soltar algunas cosas que se me quedan en el tintero. Este consejo me lo dio @irilaya y me ha funcionado muy bien.

 

Estuviste todo el día en el trabajo pensando ESA IDEA FANTÁSTICA y llegas a tu casa, te sientas frente al computador y NADA SALE

Esta me pasa más seguido que de costumbre, y es que pasa que son tantas las ideas que se tienen durante el día que se necesita tener algo a mano para reflejar las emociones que nos producen, pero oh wait… estamos trabajando o haciendo otra cosa importante (porque HOLA, las mejores ideas vienen cuando menos las estás buscando).

1_r-RdyYVdvMZIBfQdN_jO3g.jpeg

¡no dejes la libretita en casa!

Cuando esto me ocurre recurro a dos cosas, una es tener una grabadora portátil a mano (si, al principio me daba vergüenza pero ahora ya asumo mi voz nasal) e ir armando los diálogos en voz alta para luego escucharte (y avergonzarte de ti misma) y procesar esa información.

 

Pero, como sé que no todos tienen una grabadora portátil, puedes recurrir siempre a la fiel libretita en donde puedes ir haciendo un punteo de todas tus ideas. Un buen amigo me dijo una vez “yo cuando tengo una idea en mi trabajo saco un trozo de papel y lo escribo rápidamente, luego lo guardo en mi bolsillo hasta llegar a mi casa“, me pareció interesante y de hecho lo hago pero en las “notas” de mi celular.

Las ideas fantásticas son geniales y siempre atacan en el peor momento del día, lo importante es guardar el ritmo y esa “cosa” especial que te hizo sentir cuando la pensabas (o la vociferabas como yo). Luego ya más con calma ponte frente al computador y pásalo todo, revisa y empieza a desglosar sobre aquello, verás como las ideas empiezan a fluir instintivamente y adiós bloqueo.

La novela no cuajó, ¿qué haré?

Me pasó hace unos meses que sentí que al menos un capítulo de 4000 palabras me hacía sentir incómoda, no me gustaba, se leía falso y sobre-actuado. Lo leí varias veces y finalmente no pude con él. Frustrada me pasé varios días pensando en lo mucho que me desagradaba la sola idea de borrar todo y empezar uno nuevo. Pero como una es tozuda, volvía todos los días a ponerle un toquecito extra para ver si mejoraba la cosa.

Nunca mejoró…

descarga (2).jpg

No temas a borrar

En este punto de la escritura creo que es importante el tomar una decisión drástica, si no te gusta HAZLO DE NUEVO. Me costó mucho darme cuenta de aquello (porque 4000 palabras no era menor), pero finalmente decidí borrar todo y empezar de cero aquel capítulo. ¿Dolió?, ¡claro!, horas de escritura perdidas y tiradas a la basura, pero apenas me liberé de ese peso increíblemente el bloqueo desapareció.

 

Moraleja: No tengas miedo de borrar capítulos enteros si es necesario (por último cambiale el nombre para tenerlo de recuerdo ejemplo: estecapituloesbasura.docx).

 

La finalidad de tu novela, relato, cuento,etc.

aid1091851-v4-728px-Become-a-Published-Writer-Step-5-Version-2.jpg

¿quiero publicarlo?

Otra cosa que he notado que me bloqueaba mucho es la intencionalidad final de tu novela. Muchas veces estás tan enfocada en querer publicar y salir a presentarte en sociedad que olvidas el objetivo principal, que es que a tí te guste, te sientas contenta haciéndolo y seas prolija al respecto. Cuando la intención que tienes con tu trabajo te estresa tanto el bloqueo vendrá. Por ejemplo yo hace algunos meses escribía solo para publicar, ahora lo hago para divertirme y juntarlo con algunos otros manuscritos que hay por ahí dando vuelta.

Al asumir la intencionalidad de mis trabajos pude relajarme y dejarme llevar por mi corazón  y por lo tanto adiós bloqueo. La escritura lleva mucho tiempo y una buena amiga me dijo por ahí una frase muy sabia “…que lo primero que escribas no sea LA OBRA DE TU VIDA, porque te quemarás antes de empezar…” y vaya cuanta razón hay en aquello.

Como escritora tómate el tiempo de incursionar en varios géneros, estilos, relato, cuento,etc. Todo es un aprendizaje que te ayudará a la hora de renovar ese proyecto.

Otros consejos

person-writing-letter-with-metal-quill.jpgEsa sería una lista pequeña de algunos bloqueos que he tenido en todo este proceso, pero también me gustaría agregar a la lista, algunas cosas que hago para salir del bloqueo o hacer cuajar esa idea que parece que estuviera en una piscina de miel (avanzas pero leento).

 

  • ¡Date una ducha!: me pasa que la mayoría de mis ideas vienen cuando me ducho, una de mis colegas me dijo que eso es porque el agua aisla sonidos y permite escuchar más nuestras mentes. Es chistoso pero cada vez que me ilumino pasa después de ese ritual de limpieza.
  • Respeta a tus personajes: A veces tus personajes pueden perder su voz propia por andarlos apurando a realizar acciones, piensa, análizalos, tú los conoces mejor que nadie si en algún momento sientes que no son ellos no es porque la vecina te lo dijo, sino que es porque sabes que no son así.
  • Escucha música diferente: Escuchar música es parte de mis rituales cuando escribo, admito que tengo una playlist especial para mi novela pero cuando me aburre siempre me voy a escuchar algo distinto. A veces empiezo con reguetton  y termino cantando a Luis Miguel mientras armo una escena con mucho culebrón y salseo.
  • Experimenta: Desde que empezamos con los talleres de relato en LVS, tuve que ponerme el desafío de crear relatos de no más de 1500 palabras. Al principio fue difícil pero finalmente esta experiencia me ha ayudado a poder desarrollar la capacidad de síntesis en un párrafo descriptivo. No se cierren e inténtenlo.
  • Leer nuevas voces: Haré una entrada más extensa sobre este punto pero en resumen si bien los clásicos deben ser leídos (algunos, no todos), también hay que darle paso a las nuevas voces. Me he encontrado maravillas leyendo “Binti” de Nnedi Okorafor o “El problema de los tres cuerpos” de Cixin Liu, que le han dado un giro a mi escritura. No te cierres a las nuevas voces, a veces hay ideas interesantes que puedes mezclar y hacerlo un sello único.

¡Y bien!, ¿aún tienes bloqueo escritor?, ¿cuáles son tus estrategias?.

Cariños

Elenor.