Datos de la Obra:


Título: El guardián de los dragones
Autora: Carole Wilkinson
Traducción: Raquel Solà
Año de publicación: 2003, Black Dog Books
2005, Ediciones B (en español)
Género: Fantasía

Sinopsis:

Nos encontramos en la antigua China, durante el dominio de la dinastía Han. Una niña esclava salva la vida a un viejo dragón, y los dos escapan de su cruel amo transportando una misteriosa y valiosa piedra, que debe ser protegida. Nuestros protagonistas emprenden un viaje épico a través de China, en el que tendrán que sortear peligros, enfrentarse al emperador, a los habitantes de otros pueblos y, sobre todo, huir de un despiadado cazador cuyo propósito es apoderarse de la piedra al precio que sea.

Éste es el relato de una niña esclava que ni siquiera considera merecer un nombre, pero que, gracias a la ayuda del dragón, encuentra en su interior la fuerza y el valor para realizar este peligroso viaje y hacer lo correcto. Dos personajes inolvidables en un mundo tan hostil y lejano como mágico y humano, que se remonta a la época de los grandes emperadores.

Antes que todo… ¿cómo llegué a este libro?

Debo decir que no lo conocía de antes, a pesar de ser del estilo y temática que a mí me gustaría leer. Lo encontré por casualidad en una feria del libro usado y para mi sorpresa, quedé enganchada casi al instante. Es curioso que ocurra algo así, como si el libro me hubiese estado llamando desde aquel stand lleno de tantos otros libros. De algún modo pude distinguirlo dentro del montón y su portada y título tuvieron suficiente impacto en mí para llevármelo. Y resultó ser un gran acierto.

Mientras pensaba en hacer esta reseña, me terminé leyendo los otros dos libros de la primera trilogía de esta saga, así que comprenderán que el entusiasmo fue enorme.

Sin embargo, en esta reseña me enfocaré en el primer libro y algunos aspectos que me parecieron interesantes de los demás (sin dar mucho spoiler).

Opinión:

Lo primero que podemos apreciar en El guardián de los dragones, es la dedicación de su autora por reflejarnos un mundo creíble y bien documentado, que incluso permite utilizar aquellas piezas de información sobre la antigua cultura china como parte de la trama y del desarrollo de los personajes.

Este es un libro de grandes aventuras donde sufriremos constantemente porque el propósito que Ping y Danzi deben cumplir parece casi inalcanzable para los pocos medios que tienen y las terribles amenazas que poco a poco se van acumulando sobre ellos.

Como toda aventura, emprenderemos un viaje por el Imperio Han, desde las frías montañas de Huanling, hasta surcar el Río Amarillo, persiguiendo el mar. También es un viaje de crecimiento interior para Ping, nuestra protagonista, quien tiene una idea tan pequeña del mundo como de sí misma. Para Ping (que de partida, ni siquiera tenía un nombre), el mundo fuera de Huanling es demasiado desconocido y peligroso para aventurarse por él y el mar no existe, son solo cuentos y cosas imaginarias que los artistas pintan. Pero es Danzi, el dragón, quien poco a poco abre sus ojos y le muestra que es una persona, una muy especial y que tiene un propósito muy importante que llevar a cabo.

Me gustó mucho cómo son trabajados cada uno de los personajes de esta historia y debo decir que me encariñé tanto con Danzi que me recuerda el sentimiento que tenía cuando leía Crónicas de Narnia y aparecía Aslan. Danzi es sabio, pero muy viejo, y Ping no siempre comprende lo que le trata de decir. Pero es que además, Danzi es astuto y de vez en cuando maquilla un poco ciertas cosas para conseguir la atención o aprobación de Ping sobre sus planes. Pero sobre todo, Danzi es noble y es capaz de ver el valor en cada forma de vida. Por eso llega a ver en Ping algo que ella desconoce de sí misma… e incluso llega a apreciar a Hua (la amiga peluda de Ping) con quien no se llevaba muy bien al principio.

¿Que no les he hablado de Hua? Bueno, Hua es una rata. Y a mí que me encantan los roedores, no dejaba de emocionarme cada vez que se mencionaba alguna de sus gracias o apariciones.

Del resto de los personajes, solo les comentaré un poco sobre el Emperador (porque también conoceremos al Emperador), Liu Che. Este muchacho tiene un desarrollo que no solo ocupa el primer libro, ya veremos cómo se va transformando su personalidad, el modo en que percibe a Ping y todas las desventuras que le hace pasar para conseguir al dragón que cree como una de sus pertenencias incuestionables. Si bien es algo abrupta la aparición de Liu Che, me gustó mucho que el desarrollo de su amistad con Ping pudiera generar las emociones correctas en el lector (cosa que al verlo en el libro 2 y 3 nos afecte tanto como a Ping lo que ocurre con este personaje).

Ping debe constantemente tomar decisiones importantes sin saber muy bien qué es mejor y qué no, y a menudo se equivoca al respecto, lo cual nos tiene siempre pendientes de un hilo. A medida que nos acercamos al final, su viaje resulta tan desventurado y desesperante como el viaje de Frodo y Sam por Mordor. Y esto será tónica en los demás libros, lo cual nos llenará de angustias y sorpresas.

Para lidiar no solo con su mala suerte o malas decisiones, sino que con sus enemigos, Ping debe desarrollar el control sobre su qi, o energía vital, y todo lo que implica su entrenamiento, guiado por Danzi, es muy interesante de leer. Pero Ping no es la única que sabe sobre el qi, también tendremos la aparición de un terrible nigromante y sus artes de magia negra.

Pese a todas las desventuras y angustias, creo que este es un libro hermoso y todo el aprendizaje de Ping sobre sí misma y lo que puede lograr, me parecieron relevantes y recomendables para lectores jóvenes.

De los tres libros, el primero me pareció el mejor, pero los otros dos nos abren aspectos de la historia y los personajes que son imperdibles si llegan a engancharse tanto como yo. Conoceremos qué hubo en el pasado de Ping y el origen de su familia, también la existencia de otros guardianes de dragones y qué fue de aquellos que se mantuvieron salvajes. Así que yo les recomendaría leerlos todos. ¡Todos! òwó hum!

Sobre el tratamiento de la cultura china

Una de las cosas con las que más aluciné en estos tres libros, fue cómo la autora incorporaba elementos de su investigación dentro de la trama. Desde el singnificado de los nombres de los personajes, la forma de contar los números, hasta acertijos en tangramas y la lectura del I Ching (Yi Jing).

Pero no solo eso, todos los detalles del paisaje, la Muralla China y las costumbres de las personajes de los distintos pueblos (fuera la gran ciudad Imperial o un pueblo dedicado a los gusanos de seda), le dotaban de credibilidad a la historia y la hacían aún más interesante.

De todo, lo más hermoso fue cómo conectó las tres historias de estos libros en un gran propósito final relacionado con la función, dentro del equilibrio natural, de los dragones en el mundo. Y sospecho que veremos más de eso en las otras trilogías de la saga (una de estas es una precuela sobre los viajes de Danzi por el mundo y la otra es una secuela… y no puedo decir sobre qué, porque spoiler)

Valoración:

4.5 / 5.0

¿Recomiendo este libro?

Sí, sobre todo para lectores de 11 ó 12 años en adelante. Es un libro rápido de leer, donde todo el tiempo están ocurriendo cosas que nos hacen preocuparnos por el destino de Ping, el dragón Danzi y Hua, manteniendo nuestra atención en vilo. Es también un libro muy bonito, aunque no sé qué tan fácil es encontrarlo.

Sin embargo, hace poco leí una noticia que podría ponerlo de vuelta en las librerías (eso espero).

Resulta que el 2017 comenzaron a circular menciones sobre una coproducción entre China y España para la realización de una película animada sobre el primero libro de esta saga. Lo cual me llena de expectativas y emoción
☆ ~(‘▽^人)

Me gustaría mucho que se concretara y poder verla en pantalla grande.

Les dejo el link de la noticia: https://3dwire.es/dragon-keeper-se-presentara-3d-wire-2017/

Por mi parte, estaré muy atenta a los avances.

Sameq