El pasado jueves 22 de marzo asistimos a la presentación del libro de fantasía y ciencia ficción “Amakur. El secreto del arma perdida”, de la joven escritora Amanda Insunza.

Sinopsis

Durante milenios, la ciudad de Amakur ha resistido incalculables tormentas de arena. Pero hoy está a punto de sucumbir ante el secreto encerrado en sus mazmorras: un arma que puede destruir mundos. Una colección de entusiastas jóvenes sin nada que perder: ladrones, vagabundos, hombres-ave, incluso, salvajes venidos del mundo natural, se unirán para resistir, y si aún es posible, huir de esa Cúpula que custodia sus atormentadas vidas.

Amakur. El secreto del arma perdida” de Amanda Insunza, repleta de personajes fantásticos y aventuras sin respiro, nos llevará a un mundo distante, pero a la vez próximo, donde el honor, la valentía y la sed de venganza trastornan los destinos de sus habitantes. Y unidos al afecto de padres a hijos, el apego entre hermanos, y las relaciones de pareja, en todas sus variantes, nos señalan que resistir y rebelarse, también incluye soñar y ser amado.

Amakur nos sitúa en una època post-apocalíptica donde el mundo se ha vuelto estéril y desértico, y constantemente es asediado por fuertes tormentas de arena. Sin embargo, ante todas estas dificultades, la civilización ha logrado perdurar refugiándose en tecnológicas (y escasas) ciudades domo. Estas grandes estructuras son capaces de trasladarse a lo largo del desierto y levitar, evitando las temidas tormentas de arena.

Amakur es una de estas ciudades. En ella veremos los problemas que deben enfrentar una serie de personajes que estando al margen de la sociedad, deben ingeniárselas para sobrevivir.

Amanda nos cuenta dentro de la presentación que parte lo que quiere resaltar en este libro es la problemática de diferentes jóvenes que viven en la ciudad y cómo el crear lazos y su capacidad de resiliencia los ayudará a salir adelante. Dice también que la idea original salió de un sueño donde vio ciudades moviéndose y que eso la motivó a construir todo un sistema de domos con diferentes niveles, asì como castas, para que la población pudiera vivir en ellos. Fue así como primero surgió el concepto de Amakur, antes que la historia que transcurre en ella.

Un detalle muy interesante es descubrir personajes femeninos que se desempeñan como ladronas. No hace mucho reseñábamos la novela de Nina Rose donde su protagonista también es una ladrona. Parece ser que las nuevas generaciones de escritoras nos traerán personajes, sobretodo femeninos, enfrentadas a situaciones críticas, donde se rompan las antiguas normas morales y sean ellas las gestoras de ciertos cambios al status quo del mundo que les ha dado la espalda. Algo, sin duda, muy interesante de revisar.

Podríamos decir que el evento fue un éxito por la cantidad de asistentes, que incluso el espacio se nos hizo un poco ajustado.

Sin embargo algo pasa con las presentaciones de libros a los que hemos ido, en que algo falla, algo parece no cuajar suficientemente bien. Esto no tiene que ver con los autores, sino netamente por cómo la editorial dispone su “conversatorio”. Porque van  salpicando de aquí para allá la información, en medio de otras anécdotas no tan pertinentes, sin dejarnos una idea clara del libro. Una idea que como simples espectadores nos debería motivar lo suficiente para adquirirlo (porque ese es su trabajo como editorial en una presentación de libros y en toda instancia).

Lo dejo puesto acá porque ya va pareciendo la tónica en estos eventos y no debería ser. Basta echar un vistazo a las presentaciones de libros de otros países, como España, para notar estas diferencias abismales. Que esperamos, de verdad, puedan cambiar.