Datos de la obra:

Título: Pacto Clandestino.
Autora: Midori-Gale.
Ilustraciones y portada: Inah’s Box.
Año de publicación: 2017, Biblioteca de Chilenia.
Género: Fantasía urbana.

Sinopsis:

Fuerzas oscuras, voces ingeniosas y molestosas que interrumpen los mejores momentos, y un núcleo de amigos que comparten las mismas habilidades sobrenaturales que tú.
Un mar de aventuras, retos y situaciones incómodas acompañarán a Joshua en sus largos paseos en la ciudad. Midori Gale nos vuelve a sorprender con un universo original, llamativo y, sobre todo, sorprendente.

Opinión:

La nueva obra de Midori Gale (nueva entre comillas, pues se trata de un trabajo que ha ido desarrollando desde hace algunos años, como cuenta en el fanpage de la novela), nos sumerge en una realidad oscura y peligrosa que se superpone con la “realidad” que todos conocemos, pero que solo algunos individuos son capaces de percibir. Trajo a mi mente inmediatamente películas como Constantine (2005), y los juegos de rol de Mundo de Tinieblas; no en el sentido de fanfiction que suele verse en autores principiantes, sino como una obra que transmite una atmósfera en común, que ha logrado ser parte de un género sin ser una réplica. Hay mucho de la construcción de mundo de Pacto Clandestino que nos trae reminiscencias de fuentes externas que van, quizás, más allá de lo que se ha construido en la ficción. Hay una sensación de encontrarse frente a algo conocido desde los tiempos más remotos y oscuros de la humanidad, algo que ha existido en los mitos y cuentos de abuelas, en las historias bizarras e inexplicables de la cultura popular y el creepypasta, y que parece tan real como nuestra paranoia lo permita. Midori Gale ha hecho un gran trabajo tomando estos elementos y trabajándolos en un concepto propio, que si bien no es original en el sentido de ser inédito, tiene el filtro que cada autor impregna a su obra y lo vuelve parte de su creación. Y eso es muy rescatable.

A diferencia de la saga Archimago, la primera publicada por Midori Gale, en Pacto Clandestino tenemos un número bastante más limitado de personajes. Este primer tomo se centra en Joshua, un muchacho de 14 años con una percepción especial y capaz de convertirse en… no les revelaré ese spoiler, jeje. Sospecho que cada tomo se irá centrando en un personaje de la historia, o bien, en los más importantes, pero que habrá alguna suerte de alternancia.

Desde la perspectiva de Joshua vamos descubriendo otros personajes con habilidades especiales, quienes tienen mucha más información de la que nos revelan; sabremos un poquito sobre sus circunstancias familiares, aunque quedan muchos cabos sueltos aún; y también, sobre su interés romántico, Irina.

Una de las cualidades que tenía Archimago, eran los personajes, altamente diferenciados y con un esquema de comportamiento que hacía muy fácil reconocer cómo actuarían o se sentirían en cada situación, aunque nuestra información sobre ellos fuera limitada. En Pacto Clandestino, también tenemos una información bastante limitada, (el ritmo de los acontemientos no nos permite ahondar en muchas cosas), pero los personajes tienen más matices, tal vez, un mayor desarrollo en cuanto a sus personalidades. Mi mayor problema recae en Irina y la forma en que se abordan los sentimientos de Joshua. Por una parte, lo que se nos dice de ella no termina de cuajar de un modo en que uno pueda apreciarla tridimensionalmente; tenemos información, pero no comportamiento que la acompañe, y se debe inevitablemente a que su participación es limitada en este tomo. Sin embargo, choca un poco, por la importancia que le da Joshua. Sospecho que Irina se nos presentará con mayor profundidad en otro tomo, y en verdad espero que así sea.

Sobre los sentimientos de Joshua, entendiendo que esta no es una novela romántica centrada en los sentimientos, me pareció que pudieron trabajarse mejor. Se sentía forzado y superficial, esquemático. Es muy positivo que se trate sobre sus vivencias juntos, pero ese elemento es como una cita textual, no una vivencia. Me parece que uno de los problemas de esta parte recae en la forma de la descripción, y por otro lado, en que los eventos más importantes ocurren en un tiempo narrativo anterior al del tomo, y no hay espacio para flashbacks detallados que nos hagan un recuento de la forma en que se fueron desarrollando sus sentimientos. Por esa razón, al menos a mí me resultó difícil empatizar con las emociones del personaje, en vez de transmitir la idea de que ahí realmente hay amor, me pareció solo un dato. Y creo que es uno de los elmentos importantes en esta historia, como detonante o motor de algunas acciones en momentos de crisis y batallas, o incluso como parte del crecimiento/madurez de los personajes, por lo que sería bueno que pudiera mejorar.

Por último, destacar que la narración de Midori Gale ha ido mejorando, se trata de un estilo muy limpio, sin rebuscamientos innecesarios, que nos permite una lectura fluida, centrada en la acción y muy entretenida. Sin embargo, como todo escritor y escritora, persisten ciertas muletillas en el estilo, que a algunos pocos podrían molestarle, a otros no, pero que corresponden al trabajo del editor, notar y corregir adecuadamente. Tampoco considero del todo acertado el punto de partida donde comienza la novela, pues deja afuera bastantes vivencias que nos habrían hecho entender mejor cosas como los sentimientos, que mencionaba antes. Supongo que fue un gran desafío, sin embargo, definir qué abarcaría y qué no este tomo, considerando que se trata de una saga, donde es posible que se nos presenten hechos desde las perspectivas de otros personajes, y donde el conflicto con las Sombras es lo más inminente y relevante.

Valoración:

3.5 / 5.0

¿Recomiendo este libro?

Por supuesto que sí. Creo que es importante seguir apoyando el talento y desarrollo de Midori Gale, ya que es capaz de crear historias no solo entretenidas, sino que nos presenta obras con un sello propio, obras cuyos mundos/realidades tienen vida y esta es palpable. No es una tarea fácil de lograr, hay que dedicarle mucho de nuestra alma y creo que Midori Gale tiene ese compromiso con la Fantasía.

Sameq