Uno de los puntos importantes que creemos necesario tocar en LVS es algo que concierne a todos los escritor@s y que sin duda son fundamentales a la hora de ver cómo ha sido la recepción de tu libro en el mundo literario. Nos referimos a las criticas literarias o reseñas literarias.

En la actualidad las reseñas o críticas por lo general se realizan en nuestro país a libros que son Best Sellers o ya dirigidas a los consolidados autores de nuestro país y los más conocidos del extranjero, por lo que no se puede encontrar fácilmente reseñas a algunos de los libros de editoriales independientes o escritor@s que están recién emergiendo en el mundo literario, lo cual a nuestro parecer es una necesidad para que todos los autores conozcan la percepción de sus lectores.

Pero no todo es negativo; hemos analizado las redes sociales en busca de lectores que dediquen su tiempo libre a reseñar sus libros favoritos y hemos encontrados unos que otros que contribuyen a esta noble labor. Nosotras mismas como colaboradoras no sólo reseñamos en LVS, sino que también lo hacemos en nuestros blogs personales con el fin de poder aportar al mundo literario desde nuestra perspectiva personal como asiduas lectoras.

Es por esto que nos hemos encontrado en este camino de reseñas,  varias anécdotas que han vivido algunos escritores con sus lectores. Desde experiencias que van desde una completa frustración de los escritor@s frente a las críticas que terminan en grandes peleas, como por otro lado la completa aceptación de estas y que terminan perjudicando su esencia como escritores.

Y como sabemos que los extremos son malos para cualquiera de los dos tipos de reacciones es que les traemos una reflexión con experiencias recogidas por autores y editores que trabajan en el rubro y que creémos como LVS que será un aporte para cuando tengas que enfrentarte a las críticas.

Desde la mirada de un escritor, Michel Deb  nos comenta que Las criticas deben ser tomadas para crecer, todos los autores que publican, deben tener claro que están expuestos a escrutinio, ser puestos en la palestra por sus obras. Saber que no a todo el mundo podemos gustar, así que hay que aprender a filtrar y sacar lo bueno de esas experiencias”.

En base a su trayectoria, creemos que este punto es fundamental a la hora de escuchar las críticas, el ideal es hacerlo desde una perspectiva más racional que emocional, entender que el lector que se dio el tiempo de leer tu obra y que reseña lo que escribiste es alguien que lo hace porque sabe que puede aportar un grano de arena a tu libro. Que si bien, tú amas tus personajes, también está la alternativa de que a ese lector le parezca que no llenó completamente tus expectativas y eso es completamente normal.

Consultamos a una de nuestras colaboradoras en el área editorial y nos comentó lo siguiente: Creo que hay que estar consciente de que tu libro no necesariamente va a encantar a todos los lectores. Asimismo, es importante ser humilde y aceptar las críticas constructivas para mejorar en un futuro escrito. En este sentido, creo importante distinguir entre críticas más bien destructivas, que atacan muchas veces al escritor y sin muchos argumentos, de aquellas que sí aportan. Tampoco me parece extremadamente necesario atender a todas las críticas, pues, hasta cierto punto, si uno como escritor/a es consciente de sus capacidades y deficiencias, sabe en qué pudo haber estado más débil y cuáles fueron sus puntos fuertes. Por ello, si bien siempre leo/escucho las críticas, quien primero debe reflexionar sobre su obra es uno mismo y, a partir de esa reflexión, y no de la urgencia de los lectores, repensar sus procesos de escritura.”

Nuevamente es importante recalcar que las críticas por ningún motivo deberían afectar tu forma de escribir o tu manera de expresar lo que haces, pero sí quizás deberías reflexionar sobre algunos puntos que podrías mejorar.

Después de esto surgió la pregunta: ¿De qué forma las críticas te ayudan como escritor?

Michel Deb nos respondió desde su punto de vista “… una de las primeras cosas es saber filtrar,  tener claro que las opiniones pueden venir con buenas o malas intenciones, o quizás solamente encontrarnos opiniones sin bases que solamente nos van a hacer dudar de nuestra capacidad. Al final es bueno tener claro que cuando comenzamos a mostrar de manera publica nuestro trabajo, deja de pertenecernos, por eso debemos saber si realmente queremos ser criticados.”

Un punto importante a considerar cuando publicas es que dejas volar tu historia, para que se enfrente al mundo con las alas abiertas y listo para recibir los golpes de las críticas.

Ahora es importante que consideres lo siguiente:

  • Una crítica o reseña otorga visibilidad a la obra, sobre todo si forma parte de una comunidad literaria, como sucede con los booktubers y blogs especializados (por ejemplo: Goodreads).
  • Una crítica o reseña facilita la recepción de tus potenciales lectores, puede funcionar como un filtro para quienes se sientan atraídos por las temáticas o sus personajes, y para quienes no.
  • Una crítica o reseña te puede dar una impresión sobre las expectativas que genera tu novela y cómo fueron desarrolladas.
  • Una crítica que va dirigida hacia el autor NO puede ser considerada como una crítica válida para tu desempeño como escritor. Esas simplemente deséchalas.
  • Entender que la reseña no va hacia tu persona, sino hacia tu obra. El lector que lo redactó no te odia ni busca hacerte la vida imposible, simplemente quiere compartir su apreciación personal de lo que le pareció su lectura.
  • Ábrete a la crítica y rescata lo que crees que puede ayudarte a mejorar.

Finalmente piensa que el hecho que estén reseñando tus libros es una ventana para que más gente llegue a tu obra y puedan compartirla con más lectores.

Pero no es necesario esperar a que el manuscrito se haya publicado para recibir las críticas que pueden mejorarlo. En las primeras instancias de escritura, incluso en la etapa de borrador, algun@s escritores usan beta-readers para asegurarse de no estar cometiendo errores garrafales mientras arman sus tramas. Hablaremos en mayor profundidad sobre ellos en otra ocasión, pero de momento podemos calificarlos como consejeros o consultores de confianza. Son personas que pueden darte una apreciación honesta e indicar algunos fallos que se te han pasado por alto. Nuevamente, dependerá de ti saber sacar la mejor parte de este proceso.

Desde un ámbito mucho más profesional, y dentro del proceso de autopublicación, hemos notado que muchos correctores de estilo independientes, ofrecen un servicio llamdo Informe de Lectura. Este tiene la finalidad de entregar una visión objetiva del texto, de sus fortalezas y debilidades para que quien consulte decida si corregir primero ciertos aspectos antes de proseguir con el trabajo del corrector.

Sabemos que en las grandes editoriales el proceso involucra varias entidades y uno de las primeras barreras que pasa un manuscrito es haber recibido una buena “calificación” en el informe de lectura preliminar. Pero no estamos seguras de que una herramienta de esta naturaleza, con esta formalidad, exista en la edición independiente, más allá de las conversaciones que pueda tener él/la editor/a con sus escritor@s.

Ya que la edición independiente es un trabajo mucho más cercano, codo a codo con l@s escritor@s, nos preguntamos si esta relación afecta el tomar decisiones más radicales sobre la obra, o bien, si a pesar de las dificultades que puede presentar un manuscrito (y que la editorial aún decida publicarlo por a, b, c ó d motivos) hay acaso un acompañamiento o guía sobre cómo reaccionar ante las críticas del mejor modo posible.

En el tiempo que llevamos investigando sobre escritoras en LVS, pudimos notar que hay bastantes diferencias en el trabajo de las editoriales independientes que hemos conocido, cada una tiene un carácter que quiere potenciar, ya que los equipos son pequeños y no pueden abarcar todo. Por eso mismo, la organización y responsabilidades serán diferentes en cada una y no es de extrañar que para algunos proyectos cuenten con editores o correctores externos.

Por eso creemos que el atender a las críticas y reseñas de cada libro, en nuestra realidad editorial, no solo es menester de quien escribe, sino también de quienes se encargan de llevar ese sueño a su materialidad.

 

Las buenas prácticas siempre destacarán en la calidad de la obra final y es el ideal que desde LVS deseamos para todas nuestras escritoras.

Cariños.

LVS