Datos de la Obra:

Título: Yacay, en las tierras del buen viento
Autora: Luz María del Valle
Ilustraciones: Francesca Mencarini
Año de publicación: 2008, Editorial Amanuta
Género: Infantil, Fantasía

Sinopsis:

El primer libro de la trilogía de Yacay. Los volocordos son seres voladores de piel celeste y coloridas alas, que viven en las ramas de los árboles más inmensos que se puedan imaginar. Para ellos, el único peligro conocido es el pueblo de los maullianos, hombres-gato peludos y temibles.

Antes que todo… ¿cómo llegué a este libro?

Ayer estuve buscando los libros que quería leer para octubre, y como en las librerías más cercanas no hallé nada (sé que no eran libros del año, pero mantenía pequeñas esperanzas), fui a la Biblioteca de Santiago, un lugar que me gusta mucho visitar, incluso si no es para leer. De hecho, el último tiempo, mis visitas tenían más que ver con las actividades que se realizaban en los zócalos y espacios afines, y poco que ver con los libros que descansaban en las diversas repisas.

Pero esta vez sí me dediqué a recorrer y revisar los estantes, recolectando todo lo que me pareciera interesante (porque aún no sabía en qué parte estarían mis objetivos iniciales), y entre aquellos descubrimientos me topé con Yacay. Ya sabía un poco de la saga y me llamaban la atención las portadas, las había visto en ferias del libro, pero no me las había topado en librerías. Y como soy un poco curiosa, encontré que era una buena oportunidad para leerlo.

Debo aclarar que me gusta mucho leer literatura infantil y juvenil, sabía perfectamente que eso era lo que tenía en mis manos y desde ese contexto me interesaba analizar el texto.  Lo aclaro porque a veces las personas se frustran cuando leen una obra esperando cosas que la obra no pretendía tener. Me cuesta entender eso, porque siempre me hago una idea en relación a los libros que leo y me gusta investigar un poco y saber cosas sobre sus autores. Eso no quita que los textos puedan sorprenderme.

Opinión:

Lo primero que me gustó de Yacay fue la limpia y exquisita prosa de Luz María del Valle. Te invita a conocer este mundo y sus criaturas de una forma tan agradable, que sin darte cuenta, estás más y más interesado en la lectura. Qué difícil no encariñarse con los volocordos y el Gran Bosque, si te los describen así:

(Claro, yo soy una obsesa y le habría puesto un montón de comas, pero incluso sin ellas, la forma en que se ordenan las palabras y el tono de la narración me encantaron. Pensaba, “me habría vuelto fan al leer esto de niña, hasta habría hecho cosplay”).

Si bien, no se trata de una historia compleja, sí es muy entretenida y sus elementos están muy bien pensados, son precisos para hacer que la historia funcione. Me gusta notar este trabajo de construcción cuando leo un libro, y es que cada pieza encaja en el rompecabezas y nada sobra o falta.

Yacay es una historia que habla sobre la convivencia. Tenemos un mundo donde existen muchos conflictos territoriales entre especies, lo que genera un círculo vicioso de desconfianza y odio. Los Volocordos son seres pacíficos, pero son afectados por los Maullianos, quienes han tomado algunas de sus tierras y siempre pueden ser una amenaza. A su vez, los Maullianos son atacados y aterrorizados por los Guácaros, cuya creciente población los lleva a tomar los territorios de otros. Cada especie se considera enemiga de la otra y mientras unos obtienen algo de paz huyendo o escondiéndose, otros la obtiene aniquilando a sus contrincantes.

¿Qué puede hacer Yacay en todo esto? Pues bien, resulta que Yacay es el heredero al trono del reino de los Volocordos. Y a pesar de sus hermosas alas rojas, tiene un defecto: no puede volar. Los demás Volocordos lamentan esta desgracia y pocas expectativas tienen sobre el pequeño Yacay; pero este, desde su especial punto de vista, aprende la utilidad de crear herramientas y buscar otros métodos para alcanzar los altísimos árboles del Gran Bosque y así vivir a la par de los demás Volocordos. Yacay se vuelve un niño muy inteligente y creativo, y comienza a sentir curiosidad sobre las criaturas que como él, no pueden volar.

Una serie de eventos lo llevan a vivir a las cuevas donde los Maullianos se refugian, y pese a ser un prisionero, es aquí donde una semilla comienza a germinar para que la paz tan deseada pueda un día florecer.

Es muy interesante que cada una de estas especies tiene una cultura muy bien definida y que explota muy bien sus razgos característicos. Los Volocordos viven en árboles muy altos, solo comen frutas y plantas, y no saben cazar o ser guerreros. Los Maullianos solían vivir al aire libre, y la privación de esta puede ser el peor castigo. Hablan alargando las palabras, son muy ágiles y buenos estrategas. Los Guácaros, en cambio, son una especie muy salvaje y sin mucho control. Tienen una audición y olfatos tan agudos que pueden descubrir a sus enemigos a pesar de las grandes distancias. Sin embargo, son una jauría violenta, sucia y brutal.

Si a ustedes les gustan los perros, quizás se sientan mal por los Guácaros, porque son bastante terribles. Y si les gustan mucho los gatos, este libro tiene detalles exquisitos de la convivencia maulliana, como el rozar las cabezas cuando saludas a alguien cercano.

Disfruté mucho leyendo esta primera parte de la saga, que es bastante conclusiva, y que da a entender que los demás libros narrarán nuevas aventuras dentro de este mundo. Hubo situaciones muy graciosas y momentos emotivos que llegaron a mi corazón. No haré spoilers sobre esto, claro. Puede que para un lector avezado, sea fácil descubrir hacia dónde va el desenlace, pero eso no quita que sea muy entretenido leerlo.

Las ilustraciones, por su parte, hacen un muy buen complemento y tienen un estilo diferente y atractivo. Me gustaron mucho.

20171017_183136

Valoración:

4.5 / 5.0

¿Recomiendo este libro?

Sin duda, sobre todo si eres una niña o un niño y quieres leer una bonita aventura. Y también, si te gustan mucho los gatos y los pajaritos, y la idea de gente-ganto y gente-pájaro te llama la atención.

Sobre la autora, Luz María del Valle es una escritora chilena, vivió y estudió en España varios años y puede que de ahí venga su interés en mostrar el choque de culturas diferentes, donde hasta la forma de hablar puede delatar que eres extranjero. Cuando regresó a Chile estudió periodismo y se ha especializado en la escritura enfocada a niños y jóvenes. También hace charlas y talleres en colegios, para fomentar la lectura en chicos y grandes.

Aquí pueden encontrar su blog: Luz María del Valle
Y su Twitter: @YacayLdelValle

Nos vemos en una próxima actualización.

Sameq