El pasado sábado 14 de octubre, asistí como colaboradora (y también como amiga) al lanzamiento oficial de la novela “El Mendigo de Karmaf” de la escritora chilena Yamila Huerta. Una instancia un poco inusual, con una puesta en escena motivante e inspiradora.

Ya había mencionado antes que Yamila es una artista, no se restringe solo a la literatura, sino que también ha inspeccionado las ramas de la actuación y de la orfebrería. Pues bien, al entrar en la sala del lanzamiento, lo primero que llamó mi atención fue la disposición del escenario: una mesa central con utensilios de tradición mapuche, al costado un estante decorado con hojas verdes en el que reposaban los ejemplares, de fondo un pendón escarlata con la figura de un sol, y una autora vestida como el personaje principal de su novela, Camila, La Guardiana de la Llave.

El señor Rodrigo Juri fue el encargado de presentarnos la novela, haciendo un análisis de la misma, intercalando preguntas que iban tanto para la autora, como para el personaje de Camila. Más tarde me enteré de que fue idea del propio presentador poder establecer este diálogo con las dos partes involucradas: Yamila y su protagonista.

Pero ¿Cómo surge El Mendigo de Karmaf?

La autora nos reveló dos hechos bastante interesantes. El primero, es que la había escrito hace ya veinte años, a consecuencia de una desilusión amorosa. Fue una especie de terapia, pero también fue un descubrimiento. Años más tarde se empezó a dar cuenta del nivel de simbolismo que la novela poseía, y de muchos elementos que darían pie a indagar más profundamente en ella, y editarla y rearmarla hasta transformarla en la novela que tenemos ahora.

El segundo hecho, es que ella no recibió la influencia de otras obras literarias de fantasía al momento de escribir su primer manuscrito. Sin embargo, ella era activa participante de juegos de rol como Dungeons & Dragons, y fue este mundo el que dio cabida a su imaginación para armar la historia original.

Y, ¿qué encontraremos en la novela?

En palabras de la propia autora, “una historia de amor”. Pero no un amor cualquiera. La historia nos lleva de este mundo a otro, y nos instala en Karmaf, una localidad sumida en un estilo medieval donde las leyendas, mitos y criaturas de nuestro folclore cobran vida y se aparecen para atormentar a sus habitantes. Pero donde también se esconde un secreto, tan antiguo, que nos llevará a la esencia misma del todo; en el que  Camila deberá desentrañar su propio destino y la razón de su viaje a Karmaf.

Y, ¿sobre lo que vendrá?

Yamila es una mujer muy creativa, ya que sus ideas no se detienen. Eso ha da cabida al desarrollo de proyectos en paralelo a la obra recién publicada, muy relacionados con ella. Diario de un trovador, es un cómic a modo de spin off que ha avanzado de forma casi independiente gracias al guión de la autora y a la participación del artista Marco González Leyton. Ha sido lanzado como fanzine en diferentes capítulos y publicado también en la revista LDP Magazine. Prontamente será lanzado como volumen único. Junto a esto, las canciones del trovador (escritas por Yamila) y la música de la historia han comenzado a cobrar vida con la ayuda del cantante y compositor Fernando Villaronga. Pero aún hay más, puesto que ya hay luces de poder contar con un segundo tomo de la obra para el próximo año.

No nos queda más que estar atentos para poder seguir la pista de la Guardiana de la Llave y su Trovador.

Si quieres saber más sobre la autora te dejamos su página.

Dejo a continuación unas fotos del evento, cortesía de Nidia Bravo, locutora del programa Fangirl Generation, de la radio Dominación.cl

(Emblema de Karmaf)

(Presentador Rodrigo Juri y Autora Yamila Huerta)

 

(Camila, la Guardiana de la Llave)